hola@jacuevas.com

Compliance del 2030

Consultoría Ética para Organizaciones

Compliance del 2030

Comienza la primavera del año 2030 y Eunoia, empresa española líder en el mercado de desarrollo de software para drones comerciales, celebra sus 13 años de vida.

La empresa que hoy en día tiene presencia en más de 70 países y cuyo software es reconocido mundialmente como líder en el sector, comenzó como muchas otras; una pequeña start-up tecnológica en un hub de Barcelona, de la mano de un par de jóvenes -como olvidar la época dorada de los millenials emprendedores- que pretendían emular a Steve Jobs o a Mark Zuckerberg.

Eunoia contó con el apoyo de la firma de inversión Global Tech Business Angels, que le inyectó el capital suficiente para desarrollar su producto. Juan C. Bueno, uno de sus fundadores, nos cuenta que la primera condición impuesta por los inversores fue que Eunoiaimplementase un modelo de Compliance.

Bueno, que hoy en día es uno de los empresarios españoles más ricos del mundo, no se imaginaba que esa exigencia (que nos confiesa que en su momento le pareció un gasto incomprensible), iba a ser tan importante dentro del futuro de la empresa. Lo primero que hizo fue designar a un Compliance Officer; figura que hoy en día es indispensable en cualquier negocio pero que en ese momento apenas comenzaba a sonar para las PyMES y las start-ups.

Eso le dio una ventaja importante sobre su rival directo, Midas SL, que comenzó operaciones casi de forma simultánea y con mayores recursos, pero se ha visto ahogada en problemas legales en buena parte por falta de previsión, según coinciden los expertos.

El Compliance Officer de Eunoia comenzó por trasladar la filosofía y valores corporativos de la organización al Código de Conducta, y garantizar que desde la dirección, se promoviera una conducta ética ejemplar a todos los empleados. Más allá de establecer un modelo que le permitió mitigar sus riesgos penales, logró aprovecharlo para evitar contingencias y generar eficacias en su organización.

Como toda empresa, Eunoia se vio expuesta en más de una ocasión a tomar decisiones de negocio complejas en entornos de incertidumbre, sin saber a ciencia cierta el resultado. Contar con una función de apoyo en materia de Compliance se convirtió en una luz en la oscuridad. “Tuvimos que dejar pasar algunas oportunidades de negocio que hubieran sido muy rentables económicamente, pero que hoy en día sabemos que habrían afectado a nuestra reputación y habrían causado problemas legales”,comentaba Bueno en su última entrevista, destacando que el beneficio económico generado por un sistema de Compliance eficaz, supera con creces la pérdida de una oportunidad de negocio que conlleve riesgos penales medios o altos.

Lee el artículo completo haciendo click aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *