hola@jacuevas.com

La política de Compliance Penal y el sistema de gestión de Compliance

Consultoría Ética para Organizaciones

La política de Compliance Penal y el sistema de gestión de Compliance

La Norma UNE 19601 sobre sistemas de Compliance Penal contribuye, entre otras cosas, a la estandarización de la terminología utilizada en Compliance Penal y en particular, a la definición de dos herramientas que son su base: La Política y el Sistema de Gestión.

Hasta ahora, quienes ofrecen sus servicios profesionales en el ámbito del Compliance han venido dando distintos nombres y formatos a sus entregables. Sólo basta hacer una búsqueda en internet y veremos que existe una amplia oferta de:

  • Modelos de Prevención de Delitos.
  • Manuales de Compliance.
  • Sistemas de Compliance.
  • Políticas de Compliance.
  • Auditorías Penales.
  • Planes de Prevención de Riesgos Penales.
  • Corporate Compliance Programs.
  • Planes de Cumplimiento Normativo.
  • Códigos de Conducta.

Y eso por no hablar de los que distinguen entre Compliance para grandes empresas, para PyMES o incluso planes de Compliance “urgente” como servicios prefabricados, sin tener en cuenta que se trata de un sólo Compliance que se debe dimensionar a la organización según sus necesidades y circunstancias. En todo caso, con la salvedad de los Códigos de Conducta, todos los demás documentos deberían tener en común gran parte de su contenido.

Dicen que “cada maestrillo tiene su librillo”, pero la variedad de denominaciones en muchas ocasiones termina dependiendo más de la estrategia de marketing de quien lo ofrece que del contenido que debe tener. Incluso ha habido debates entre quienes favorecen los “Modelos de Prevención de Delitos” y quienes promueven la “Cultura de Compliance” como teorías antagónicas, cuando en la práctica pueden estar planteando exactamente las mismas soluciones, pero con nombres distintos.

Esta diversidad es comprensible, pues el Compliance se nutre de distintas fuentes y de profesionales con perfiles muy variados que cada uno desarrolla desde su enfoque, pero también trae confusión a las organizaciones en tiempos en donde es necesario llamar a las cosas por su nombre.

La Norma UNE 19601 hace un gran favor a los desarrolladores de modelos de Compliance que ahora podrán uniformar la terminología, pero más aún a las propias organizaciones (que tampoco les llamaremos empresas, ni personas jurídicas) que podrán entender de qué se le está hablando cuando se le ofrece una política de Compliance Penal y un sistema de gestión de Compliance Penal.

 

Leer el artículo completo haciendo click aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *