hola@jacuevas.com

Volkswagengate: Una lección sobre la eficacia de los programas de Compliance

Consultoría Ética para Organizaciones

Volkswagengate: Una lección sobre la eficacia de los programas de Compliance

La automotriz alemana diseñó un Código Ético que puede ser tomado como modelo a nivel de estilo para el desarrollo de cualquier decálogo de principios y valores empresariales. Sin embargo, acaba de sufrir uno de los mayores escándalos a nivel de ética corporativa que se hayan visto en la industria. Aún no se ha terminado de calcular el impacto que tendrá para Volkswagen la instalación de  un software para evadir controles medioambientales en algunos modelos de vehículos; detectado recientemente por la Environmental Protection Agency (EPA), que es la agencia estadounidense a cargo del control ambiental. Sin embargo, las consecuencias inmediatas a dos días de la admisión de los hechos por parte de la empresa incluyen:

  1. Investigación de la EPA en los Estados Unidos de América, que puede concluir en una multa de hasta 18.000 millones de dólares (16.000 millones de euros).
  2. Llamado a reparación de unos 11 millones de vehículos con motor diésel que utilizan el software en cuestión, para lo cual Volkswagen ha provisionado 6.500 millones de euros durante el tercer trimestre de 2015 y ajustará sus perspectivas para el último trimestre del año.
  3. Caída de las acciones de la empresa por más de un tercio de su valor en apenas dos días desde que su presidente, Martin Winterkorn, admitió los hechos y pidió disculpas.
  4. Anuncio de investigaciones por parte del gobierno alemán, al que se han sumado posteriormente Reino Unido, Francia, Italia, entre otros; y es previsible que en los próximos días la Comisión Europea inicie alguna investigación.
  5. Según expertos del sector automotriz, el Departamento de Estado norteamericano podría imputar penalmente a los responsables, con fundamento en la Clean Air Act.

Por si fuera poco, a estas cuantiosas sanciones deben sumarse:

–         El daño reputacional que sufrirá la marca Volkswagen y sus filiales (Que incluyen entre otras a SEAT, Audi y Porsche), que muchos expertos catalogan como irreparable, como bien reseña The Telegraph;

–         Las eventuales demandas civiles y class actions que pueda enfrentar Volkswagen a raíz de los incidentes relacionados con la salud y el impacto que puede haber tenido la contaminación generada por sus vehículos.

Para dar perspectiva de la magnitud de los hechos, una sanción reciente en el sector por parte de las autoridades norteamericanas fue la que se impuso a General Motors por fallos en el arranque de sus vehículos, por un monto acordado de 900 millones de dólares.

Leer el artículo completo haciendo click aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *